• No omitas comidas,

      desayuna, almuerza y cena.

    • Evita refrescos, malta, té frio, etc,

      en su lugar toma jugos de frutas naturales.

    • Haz 2 meriendas al día,

      una a 1/2 mañana y otra a 1/2 tarde.